En 1964, un geólogo llamado Donald Currey descubrió el árbol más viejo de la Tierra después de matarlo. Currey se encontraba en el Pico Wheeler (Nevada) para desarrollar una línea de tiempo glacial de la zona y, para ello, se dedicó a contar los anillos de Pinus longaeva, el pino longevo. En su estudio utilizó una especie de perforador para sacar muestras de los troncos, pero en uno de ellos – etiquetado como WPN-114, apodado como Prometeo – se le quedó atascado. Currey avisó al Servicio Forestal, que taló el árbol titánico para recuperar el aparato. Cuando el científico empezó a contar los anillos se dio cuenta del error que había cometido. En un artículo para la revista Ecology escribió: “Se puede concluir tentativamente que WPN-114 comenzó a crecer hace unos 4.900 años”. Currey, sin saberlo, había matado un árbol de 4.844 años. El árbol más viejo datado hasta ese momento.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: Un árbol más viejo que las pirámides de Egipto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *