No puede haber un castillo “a cuatro leguas de Pinto y a treinta de Marmolejo”, como afirma el conocido poema humorístico mencionado la semana pasada, pues, de haberlo, Pinto y Marmolejo podrían distar entre sí 34 leguas como máximo, en el caso de que estuvieran alineados con el castillo y en direcciones opuestas. Pero 34 leguas son menos de 200 km (se llamaba “legua” a lo que podía caminar una persona en una hora: entre 4 y 6 km), y Pinto y Marmolejo distan más de 300.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: Los gemelos de Lorentz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *