El avance científico que conocemos hoy es difícil de sobrevalorar. Los investigadores han conseguido modificar el genoma de un embrión humano, librándolo así de una espantosa enfermedad hereditaria. Han demostrado que la técnica es viable, eficaz y segura. No han implantado los embriones curados en ninguna mujer, primero porque la ciencia no está todavía lista para ello, y segundo porque se habrían expuesto a penas de cárcel. La modificación genética de óvulos, espermatozoides o embriones —cuanto se pueda transmitir a las siguientes generaciones— está prohibida por todos los países que han regulado la cuestión. Pero el experimento demuestra que puede haber buenas razones para revisar, con inteligencia y garantías, todas esas legislaciones. La principal es que esta misma metodología puede servir para erradicar las 10.000 enfermedades raras que, en conjunto, afligen a una parte sustancial de la población humana.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: La ciencia está lista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *