La curiosidad es el verdadero motor de la ciencia. Y lo que más la excita es un misterio, algo que no cuadra con lo que sabemos, o que no podemos explicar con el estado actual del conocimiento. De ahí que el yacimiento arqueológico de Göbekli Tepe, en el sur de Turquía, lleve décadas intrigando a los arqueólogos, y que lo siga haciendo hoy mismo. Lee en Materia el asombroso hallazgo de tres cráneos en ese templo antiquísimo, el más antiguo que se conoce, datado en 11.500 años atrás.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: Justo antes de la civilización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *