Algunos medios se tomaron a chanza la convocatoria de una rueda de prensa en el Departamento de Sanidad de Cataluña en la que se pedía a los periodistas que evitaran el uso de perfumes y cosméticos. El consejero Antoni Comín iba a explicar el nuevo plan para tratar las llamadas enfermedades de sensibilización central –fibromialgia, fatiga crónica y sensibilidad química múltiple- y esos perfumes podían perjudicar a algunos de los enfermos que asistirían a la presentación. La convocatoria se prestaba a la sospecha de que Salud hubiera elegido esa advertencia como reclamo para “estimular” la presencia de periodistas. Pero las cosas pronto se situaron en su lugar. Lo habían pedido las asociaciones de pacientes y efectivamente entre los asistentes había enfermos con mascarilla. Luego poca broma con esta patología de origen ambiental caracterizada por una hipersensibilidad a ciertos productos químicos.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: Hipersensibilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *