“Libérese de los triturados”. Es el consejo que emitió en 1999 el pediatra Carlos González en su libro Mi niño no me come, en el que mencionó el concepto Baby-led weaning (destete dirigido por el bebé, en inglés). Pocos nutricionistas fuimos conscientes entonces del impacto que dicho anglicismo acabaría teniendo en la alimentación infantil. Hoy por hoy, el término inunda internet, aparece en decenas de libros y da nombre a redes sociales. Pero, sobre todo, genera acalorados debates entre científicos y profesionales sanitarios responsables de la nutrición pediátrica. Una de las revisiones más recientes sobre esta cuestión, la de la doctora Amy Brown y sus colaboradores, indica que “en los últimos 10-15 años, un enfoque alternativo denominado Baby-led weaning ha crecido en popularidad” (estudio).Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: ¿Es mejor que los bebés coman con las manos en lugar de papillas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *