“La vejez no se puede explicar con moléculas, hay que sentirla”, sostiene Stefan Walter, investigador en el Hospital Universitario de Getafe. Solo así se puede comprender a la octogenaria que no logra cruzar el semáforo mientras está en rojo. O al anciano que va a pagar en la caja del supermercado, busca monedas en su bolsillo ante la impaciencia general y, al encontrarlas, se le caen al suelo. El centro ha adquirido dos trajes que simulan las dificultades a las que se enfrentan los ancianos en su día a día. Con ellos investigan la forma de ralentizar los efectos del envejecimiento. La otra finalidad es que la sociedad conozca cómo se siente una persona mayor y así favorecer la empatía y hábitos de vida saludables.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: El traje que te hace viejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *