La cuenta atrás ha comenzado, hay una vida en juego y el tiempo apremia tanto que unos minutos pueden marcar la diferencia entre sobrevivir o no. Cuando una persona cae al mar, su búsqueda se convierte una lucha titánica con demasiados elementos en contra: la temperatura del mar, la visibilidad, el oleaje y el agotamiento de la persona que ansía ser rescatada. Tan solo en el Estrecho en los últimos 20 años, 6.000 personas han perecido o desaparecido intentando llegar a España a bordo de pateras. Demasiadas muertes como para no intentar superar los escollos impuestos por el mar con la ayuda de la tecnología pionera que promete automatizar un rescate limitado, hasta ahora, por el factor humano.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: El robot que salva náufragos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *