Durante milenios, los humanos que observaron el cielo pensaron que era un ejemplo de estabilidad y armonía. En las pocas décadas que dura una vida no es fácil intuir las historias de violencia que acompañan a esos puntitos de luz que iluminan la noche. Pero el progreso de la ciencia y la aparición de nuevos instrumentos con los que entrometerse en la vida íntima de las estrellas cambió nuestra visión del universo. Un análisis reciente de las órbitas del Sistema Solar sugiere que en sus orígenes Júpiter avanzó hacia el Sol arrojando contra él a varios planetas rocosos. De los escombros de aquel cataclismo surgió la nueva organización del sistema que hizo posible la aparición de la Tierra. Sucesos como este pueden acabar también con la expulsión de algún planeta de su órbita y ahora sabemos que, debido a eventos similares, existen mundos sin estrella que vagan solitarios por el cosmos.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: El misterio de los planetas sin estrella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *