Un conocido poema humorístico de Joaquín Abati, El conde Sisebuto, empieza con los versos: “A cuatro leguas de Pinto/ y treinta de Marmolejo/ existe un castillo viejo/ que edificó Chindasvinto”. ¿Podrían deducir mis sagaces lectores y lectoras si tal castillo existe realmente?Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: El castillo de Chindasvinto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *