El falo del pecado que no produce orgasmos

Era la época victoriana, y en los alrededores de la casa del naturalista más famoso de la historia crecía un hongo, para algunos, perturbador. “En nuestros bosques nativos crece una clase de seta, llamada en el vernáculo como Stinkhorn, aunque en latín tiene un nombre más grosero.” escribía Gwen Raverat, nieta de Charles Darwin,…