A este bichito no hay asteroide que lo extinga

Los puedes hervir, congelarlos hasta casi el cero absoluto, dejarlos sin comer durante décadas, arrojarlos al espacio o desecarlos como uvas pasas que los osos de agua (tardígrados) seguirán vivos. Ahora, un grupo de astrofísicos ha estimado que uno de ellos, el Milnesium tardigradum, soportaría el impacto de un asteroide como el que acabó…