“Así sería su cerebro”, proclama el paleoantropólogo Antonio Rosas. Su mano alza un molde realizado con una impresora 3D, poco mayor que un tetrabrik de leche. El cerebro original, relata, perteneció a un niño neandertal de casi 8 años que murió hace otros 49.000 en lo que hoy es Piloña (Asturias). Nadie sabe de qué fue capaz aquel cerebro.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: Así crecía el cerebro de un niño neandertal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *