Los puedes hervir, congelarlos hasta casi el cero absoluto, dejarlos sin comer durante décadas, arrojarlos al espacio o desecarlos como uvas pasas que los osos de agua (tardígrados) seguirán vivos. Ahora, un grupo de astrofísicos ha estimado que uno de ellos, el Milnesium tardigradum, soportaría el impacto de un asteroide como el que acabó con los dinosaurios, una lluvia de rayos gamma o la explosión de una supernova. Solo la muerte del Sol acabaría con estos bichitos.Seguir leyendo.
Escrito por: El Pais Ciencia
Articulo Original: A este bichito no hay asteroide que lo extinga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *