¿Te gusta el vino? Tal vez disfrutas de una copa en la noche, o después del trabajo, o hasta en la tarde para desahogarte. Pero el vino no es solo una deliciosa bebida, sino una poderosa fuente de beneficios para tu cuerpo.
Claro, como todo en la vida, es mejor tener un balance y no excederse, pues aunque el vino sea saludable, es también una bebida alcohólica que en exceso puede causar más daño que nada más. De todas formas, si aún no eres fanático del vino, puede ser hora de cambiar de opinión y darle una oportunidad.
El vino tinto, el vino blanco, y su derivación, el vino rosado, tienen efectos distintos en tu cuerpo, pero hoy nos enfocaremos en el vino más saludable para ti, el tinto. No olvides que a veces el vino tinto no va, como cuando comes pescado o comida fresca, pero seguro que encontrarás la forma de tomarlo durante el día.
¿Listo? Aquí están los  beneficios secretos del vino tinto:

Salud cognitiva

Suena raro pensar que una bebida alcohólica pueda beneficiar a tu cerebro, pero este es el caso del vino tinto. Cuando bebes vino de manera balanceada, le das a tu cerebro una muy buena dosis de antioxidantes, los cuales lo protegen de enfermedades degenerativas como el Alzheimer o la demencia.
Además, el vino tinto es una forma de reducir la inflamación y el endurecimiento de las arterias, lo cual hace que el flujo de la sangre sea mejor y tu cerebro funcione más óptimamente.

Energía

También parece imposible que tomar vino tinto mejore nuestros niveles de energía, pero es así. El resvaratrol presente en las uvas del vino tinto mejora los niveles de resistencia en nuestro cuerpo y nos hace sentir más activos.

Salud cardiovascular

De la misma forma en que el cerebro recibe más sangre, el vino también ayuda a regular los niveles de sangre en el resto del cuerpo, incluyendo el corazón. Con la ayuda de esta bebida, el corazón deja de trabajar tan duro y puede latir mejor.
Encima de ser un regulador cardiovascular, el vino minimiza la posibilidad de padecer enfermedad coronaria al reducir la producción de colesterol LDL—considerado el “malo”—y aumenta los niveles del “bueno”, el HDL.

Reduce la posibilidad de esclerosis y artritis

La esclerosis, aterosclerosis, y la artritis son enfermedades causadas por la degeneración de las arterias y las articulaciones. Tomar vino tinto ayuda a tu cuerpo a combatir los síntomas y hasta evitar que estos aparezcan.
Esta bebida alcohólica ayuda a los vasos a permanecer saludables gracias a su contenido de óxido nítrico que relaja los vasos sanguíneos.

Estabiliza la presión arterial

Consumir alcohol en exceso puede causar la hipertensión, pero beber una copa de vino tinto al día, puede en cambio reducir la tensión arterial alta.

Combate infecciones en la boca

Beber vino tinto puede evitar la aparición de estreptococo y bacterias en la boca debido al tipo de fermentación de la uva. Ademas, beber vino también es remedio eficaz contra la gingivitis y dolor de garganta.

Reduce riesgo de cáncer

Ya que el vino tinto es un gran antioxidante, esta bebida es una buena forma de luchar contra el crecimiento de células cancerígenas, entre ellas las del cáncer de mama o de pulmón.
Ahora puedes disfrutar de una copa de vino tinto al día sin ningún remordimiento. Ten en cuenta que la dieta que sigas también hace la diferencia, por lo que debes comer de forma balanceada y por supuesto tener una vida activa para acelerar tu metabolismo. No esperes más, ¡es hora de beber algo de vino!
Escrito por: Mas Ciencia
Articulo Original: 7 beneficios secretos del vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *